Visita al Centro Cultural Turco

Visita al Centro Cultural Turco
Primero que nada, tuve que levantarme temprano para llegar a mi taller de turco y cuando acabó, esperamos un rato a que llegaran todos mis compañeros invitados a esta visita.

En el camino fuimos platicando y escuchando música, lo que no ayudó a no aburrirnos demasiado.

Al llegar al CIMET pasamos a un mini museo que estaba muy bonito ya que había muchas cosas turcas que nunca antes había visto; luego subimos y pasamos a ver dos salones con mini galerías (En uno de ellos, vimos un video del arte Ebru). Interrumpimos la clase del profesor Erhan (nuestro ex maestro de matemáticas) y nos presentamos en turco con sus alumnos. Después continuamos recorriendo el Centro hasta llegar a una salita hermosa, donde nos enteramos que el profesor Mustafa es diseñador de muebles y que él había hecho esa salita.

Platicamos un buen rato con los profesores y comimos. Admito que lo que más me gusto fue el postre, ¡estaba delicioso!

Luego de comer salimos a darle una vuelta a la manzana y nos tomamos muchas fotos y mi parte favorita fue cuando entramos a una tienda de animales y había 3 perros pequeñitos y estaban preciosos, aunque corrían muy gracioso.

¡Me encantaría volver a ir!